Chamberí, la estación fantasma del metro de Madrid

En alguna ocasión, todos hemos oído hablar de la estación fantasma del metro de Madrid, una antigua parada del suburbano convertida hoy en museo. Sabemos que en Chamberí el tiempo se detiene para dar paso al andén 0, que existe aunque ningún vagón haga parada en él. Pero, ¿cuál es la historia de esta estación?

estación de Chamberí

La estación fantasma de Madrid

En 1919 se inauguró en Madrid la línea 1 de metro que comunicaba la Puerta del Sol con Cuatro Caminos. En ella, una pequeña estación contemplaba, inconsciente, las idas y venidas de miles de viajeros que, sin saberlo, hacían historia. Fueron los primeros usuarios de una estación de metro que con el tiempo desaparecería y, un siglo después, se convertiría en museo. Durante una época clave de la historia de España, la Guerra Civil, también tuvo otro uso: sirvió de almacén y refugio durante los bombardeos.

estación de Chamberí plano

En 1966 la estación de Chamberí cerró sus puertas a viajeros y vagones de metro. Tras una larga temporada en el olvido, en 2008 se reabrió al público, completamente restaurada y manteniendo la estética de la época. Y es que el diseño del arquitecto y urbanista Antonio Palacios se mantuvo intacto: se preservaron los andenes originales, las taquillas, la caseta de los trabajadores, la máquina de billetes, los acabados brillantes, los muros y bóvedas, los carteles publicitarios de cerámica, propios del segundo tercio del siglo XX… todo, con la intención de que la estación parezca haber quedado anclada en el tiempo.

estación de Chamberí exterior

El objetivo del Ayuntamiento de Madrid era el de dar a conocer el Metro de la capital al mundo. Creó este proyecto, junto con el de la Nave de Motores de Pacífico como “Andén 0”, que ahora puede ser transitado por turistas y viajeros que hacen el recorrido entre Iglesia y Bilbao.

 

 

Visita a la estación de Chamberí

Actualmente se puede acceder a la estación de Chamberí y disfrutar de una visita guiada. A través de la historia, el público se remontará al año 1919, navegará entre los paneles de publicidad de la época y conocerá toda su andadura con un vídeo documental en una salita de una antigua salida del metro.

Las visitas a la estación de Chamartín pueden realizarse en el siguiente horario:

♦ Jueves de 10:00 a 13:00 horas.
♦ Viernes de 11:00 a 19:00 horas.
♦ Sábados y domingos de 11:00 a 15:00 horas.
♦ Los días de Navidad y Año Nuevo cerrado al público.

El acceso es libre hasta completar el aforo, pero si se desea asistir a una visita guiada, solamente tienen lugar a las horas en punto. El último acceso a la estación es media hora antes del cierre de la misma.

Y para llegar hasta allí, la mejor opción es el propio metro 🙂
Las estaciones más cercanas son las de Bilbao, Alonso Martínez o Rubén Darío. Andando, hasta la plaza Chamberí, s/n, donde podremos disfrutar de una auténtica máquina del tiempo que nos remontará hasta el siglo pasado.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Introduce el resultado: *